HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Zegarra sondea las calles aprovechando aumento de ambulantes en el Cercado

5 marzo 2014
mpa

No se vistió de sereno, pero cambió sus finos sacos de terno por un llamativo chaleco color naranja. El alcalde provincial, Alfredo Zegarra Tejada, sorprendió ayer al salir a recorrer las calles del Centro Histórico para exhortar a los comerciantes ambulantes a que se retiren para evitar el decomiso de su mercadería.

Zegarra, que aún no decide si postulará a la presidencia regional (descartó la reelección), también monitoreó su aceptación entre la población que recorre las calles.

La autoridad edil, acompañado de un grupo de funcionarios de confianza, y algunos trabajadores que llevaban pancartas pidiendo la salida de los comerciantes, iniciaron la diligencia en el local municipal de El Filtro, luego ingresaron a las calles Peral, Perú, Deán Valdivia, Piérola, Mercaderes, Portal de Flores y Portal de la Municipalidad. En el trayecto el alcalde advirtió a cuanto ambulante encontró a dejar el Centro Histórico. De no hacerlo, les dijo que haría que salgan a la fuerza.

Además saludó a cuanto ciudadano le mostró su apoyo. Al concluir su caminata, dijo que no estaba iniciando su campaña política y que su único interés es recuperar el orden de la ciudad, que desde hace un poco más de un mes, fue superado por los ambulantes.

Justificó el aumento de los comerciantes, en que el gerente de Servicios al Ciudadano, Jorge Luis Núñez, salió de vacaciones, y ello había ocasionado que los policías municipales no trabajen adecuadamente.

«En todo el trayecto que caminé, observé la presencia de dos policías municipales. No están trabajando y eso preocupa porque el comercio ambulatorio está en alza», dijo.

La autoridad acotó que solicitará que el gerente de Servicios al Ciudadano realice una reestructuración de esa área. «No sé si será verdad, pero me dijeron que incluso este personal cobra a los comerciantes».

Agregó que espera resolver el problema en 90 días. En este tiempo se retirará a ambulantes, llamadores, letreros, entre otros. «Tenemos que devolver la imagen de tranquilidad del Cercado».

Por su parte, el gerente aludido, afirmó no sentirse responsable del aumento del comercio ambulatorio, pero que a partir de la fecha fiscalizará el trabajo de los 80 policías municipales con las cámaras de videovigilancia que hay en las calles, además de colocar supervisores.

Fuente: La República

También te puede interesar