HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

VIDEO. Hace un año Arequipa soportó un terrible aluvión

8 febrero 2014

Hace un año Arequipa fue castigada por una lluvia sin precedente histórico. Según el Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología (Senamhi), precipitó 123 litros por metro cuadrado, que en cuatro horas convirtió la ciudad en un lodazal. Los arequipeños no olvidan aquella tarde gris y aún sufren los efectos de la tragedia. La indolencia de la burocracia estatal ha permitido que esas heridas sigan abiertas. La avenida Venezuela, arrasada por un potente huaico, se mantiene destruida. La reconstrucción empezó recién en noviembre.

Esa fatídica fecha murieron 5 personas, entre ellos dos hermanas que ocupaban una camioneta que cayó en la torrentera de la avenida Venezuela, el agua arrastró la unidad. Habrían sido más muertos sino fuera por Milagros Puma Córdova, una joven de 18 años que trabajaba en el Centro Comercial Don Manuel.

Esa tarde Milagros ayudó a salir de la torrentera a dos personas con la ayuda de un aro de bicicleta. Era tanto su desesperación que no notó que un pesado poste de concreto le iba a caer encima.

Este golpe le dejó serias lesiones en la espalda, nervios y cadera. Hoy tras una operación y rehabilitación muy dolorosa, logra ponerse en pie solo con ayuda de muletas, pero no puede aún trabajar, ni valerse por sí sola.

La prensa bautizó a Milagros Puma como la heroína arequipeña, sin embargo, ella no quiere recordar el fatídico 08 de febrero del 2013. Por eso unos tíos se la llevaron a Tacna, para olvidar esa tragedia. En conversación telefónica con La República, la joven heroína agradece a su hermano Gerson Puma, un policía que la rescató después que le había caído el poste. La trasladó en estado agónico al hospital General. Pudieron salvarla.

Este año Milagros sueña con estudiar, pero requiere apoyo, pues no cuenta con recursos.

AVENIDA VENEZUELA

Cerca a la avenida Venezuela están Cooperativa Universitaria. A un año del desastre los vecinos aún sufren las secuelas.

El agua y piedras destrozaron las primeras cuadras de la Venezuela (de subida).

Las obras de reconstrucción recién empezaron y con ello los problemas. «Todos los días tragamos tierra por los trabajos, es terrible, además ya no podemos cruzar hacia el otro lado de la avenida», refiere María Vizcarra, vecina de la zona.

La mujer alerta que los trabajos se realizan sin cuidar la limpieza del cauce. Temen que una nueva lluvia provoque otro desborde por el desmonte acumulado.

La reconstrucción consiste en canalización de la torrentera, construcción de puentes, un by pass y repavimentación. La municipalidad provincial asegura que hay un avance del 50%.

EL PALOMAR

En cambio, las obras de encauzamiento y techado de la avenida Venezuela a la altura del Mercado Pesquero El Palomar están casi listas. Estas incluyen la construcción de una nueva puerta principal, que fue llevada por la torrentera.

El dirigente del mercado, Luis Sosa, explica que este acceso aún no se usa pues esperan que el ministro de Vivienda, René Cornejo, la inaugure. Este sector financió la obra. El mercado Palomar fue inundado por una gran ola de lodo y piedras, la cual destrozó parte del techo y la puerta del mercado. Muchos vendedores lo perdieron todo. Doña Ceferina Machaca, vendedora del mercado, recuerda el 08 de febrero. Ella estaba mirando televisión en su casa, cuando le avisaron que el mercado estaba en ruinas. Partió a verificar el estado de su puesto. Esa noche lloraba mientras buscaba entre el lodazal un frigorífico y mesas de acero inoxidable. Lo perdido está valorizado en 3 mil soles. La mujer tuvo que hacerse un préstamo del banco para salir a flote.

Fuente: La República

También te puede interesar