VACANCIA PRESIDENCIAL: Crispación de la política (por Mario Benavente Llerena)

0
188
Vacancia

Las relaciones están crispadas entre los actores de nuestra variopinta clase política, del sistema judicial e incluso de la prensa: congreso vs ejecutivo; fiscales supremos vs fiscales provinciales;  Ministerio Público vs partidos políticos (implicados en Lava Jato), periodistas vs periodistas, procurador vs procurador, etc.

Ni el éxito de los Panamericanos ha influido para que las aguas se calmen. Cada día sale algo nuevo, un audio, un video, una declaración, una confesión, una denuncia que altera y cambia la coyuntura.

Ni bien salíamos de otra decepción de enterarnos que el ex Premier Cesar Villanueva había recibido 60 mil dólares de la caja corrupta de Odebrecht y que Keiko Fujimori seguirá en prisión por el voto en discordia entre los miembros de la Sala Penal Permanente sobre la casación planteada por su defensa para anular su prisión preventiva, la que prácticamente fue rechazada…

Y zaz! Se hacen públicos unos audios polémicos del Presidente de la Republica Martin Vizcarra quien viajó semanas atrás para dialogar con las autoridades de Arequipa, por el conflicto de Tía María. En esa reunión que se suponía reservada, se escuchan varias frases al Presidente que hoy sus adversarios políticos quieren utilizar para promover su vacancia.

Es evidente que este pedido de vacancia, más obedece al alto nivel de crispación por la que atraviesa la clase política. Están irritados por la propuesta de adelanto de elecciones, por la altísima desaprobación de la ciudadanía que los cuestiona  e incluso insulta en las redes sociales y/o porque ven peligrar sus intereses personales y de grupo.

Ya varios constitucionalistas han señalado que no hay causal de vacancia y que el congreso debiera priorizar el debate de adelanto de elecciones considerando la crisis política, social, económica y la gran expectativa que ha generado esta propuesta.

Es urgente que la serenidad y la sensatez deben retornar a todos los niveles de poder. La ciudadanía está cansada de ver permanentemente estos enfrentamientos innecesarios que generan inestabilidad y recesión económica. Queremos una clase política mas propositiva y constructiva, que en el marco de la diversidad de ideas, sean capaces de ponerse de acuerdo por el bien del país. Pero parece que es como pedir “peras al olmo” y que el grito “que se vayan todos” vía adelanto de elecciones está bien justificado.