HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Un sueño hecho realidad

30 agosto 2020
ddddd

Por Giancarla Di Laura

 

Hoy me tomo la libertad de compartir mi experiencia como investigadora y formalizo mi labor como crítica literaria al publicar por primera vez un libro que tiene como base mi trabajo sobre las tres novelas de Julio Ramón Ribeyro: “Humos de ironía: la novelística de Julio Ramón Ribeyro” (Lima: Editorial Revuelta, 2020).

Realmente, siempre quise hacerlo, publicar mi trabajo sobre un autor que admiro y aprecio tanto. Todo empezó en un seminario de novela latinoamericana en la Universidad de Arizona, en el cual leímos a los grandes del boom latinoamericano. Recurrí a “Crónica de San Gabriel”, la primera novela de Ribeyro, e hice mi trabajo para la clase. Pude así encontrar un sello ribeyriano que ya se distinguía en sus cuentos y que se expresaba en un humor transformado en ironía. Estudiar a Ribeyro en otro ámbito que no sea como cuentista me hizo identificar sus grandes logros en los otros géneros literarios, pero sobre todo en sus novelas. Así, bajo la dirección de un gran profesor chileno, José Promis, empecé la travesía de la tesis doctoral. Me llevó algunos años terminar la investigación y, cuando lo hice, otro más para su redacción. Pero siempre conté con el gran legado de mi padre, que me decía: “el campeón se hace a fuerza de constancia y dedicación”. Este martes pasado, 25 de agosto, pude al fin presentar mi primer libro en la FIL-Lima.

 

¿Por qué el título?

El título es un homenaje directo al propio autor y a su condición de fumador, que lo persiguió toda su vida, señalando muchas veces que “la escritura era un acto complementario para fumar”. Asimismo, juego con el lenguaje porque esos humos podrían ser vislumbres que se dan también en su prosa narrativa y en general en toda su obra, que abarca el teatro, el diario y las cartas. La ironía juega un papel fundamental en Ribeyro, pero creo que al abordar principalmente sus tres novelas (“Crónica de San Gabriel”, 1960, “Los geniecillos dominicales”, 1965, y “Cambio de guardia”, 1976) en un solo libro es posible apreciar el alcance de este recurso retórico en toda su dimensión. La novela, como sabemos, es un género múltiple, donde suele haber tensiones muchas veces marcadas por la polifonía de sus distintas perspectivas. En la novelística de Ribeyro puede verse de modo más amplio la ironía ya desplegada en sus cuentos, pero con un alcance panorámico sobre la sociedad peruana y el género humano en general. Ribeyro es un desencantado, pero un desencantado que se ríe y nos guiña el ojo en complicidad. De ahí su enorme atractivo como escritor y su enorme actualidad.

 

AGRADECIMIENTOS

Agradezco, pues, a mis colegas, amigos y sobre todo a mi familia por ayudarme en este proceso. Especialmente a mis dos colegas presentadores, Rubén Quiroz, filósofo y poeta, por sus palabras tan animosas sobre mi libro; a Juan Carlos Galdo, profesor de literatura en Estados Unidos y escritor, por sus reflexiones; y al editor, Jorge Coaguila, quien, aparte de ser un gran conocedor y estudioso de Ribeyro, realmente fue una persona que me apoyó muy profesionalmente desde el primer momento.

Quiero agradecer también el gran gesto de mi amigo-hermano, Cherman Quino, por ese afiche precioso que me ha brindado en homenaje a la publicación de este libro y que se puede ver en la ilustración adjunta.

Por ultimo, quiero reconocer el apoyo del Club de Ribeyro, a Pedro Arriola, a Sebastián Fernández, por esa invitación a dar una charla, que tuvo lugar el viernes 28.

Mañana 31 de agosto se celebran los 91 años que estaría cumpliendo Ribeyro con un gran evento que ha organizado ElClub Ribeyro, CINE FORO, “Documental: Ribeyro” y una charla con Miriam Guevara. La cita es a las 7 pm por Facebook. Que no se quede en humo.

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar