HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Todos Somos (O hemos sido) Dorian

17 julio 2020
images

Vistazo a “El Retrato de Dorian Grey”

En la vida existen grandes alegrías, y estrepitosas decepciones. Entre éstas podemos nombrar a las que son producidas por nosotros mismos, resultado de un orgullo dañino que solo causa destrucción en nuestro día a día. Una cosa que no solo perjudica nuestra vida, sino que incluso nos priva del cariño que nos llega de aquellas personas que amamos.

Esto sucedió con el protagonista de la novela “El Retrato de Dorian Grey”, libro escrito por el irlandés Oscar Wilde, autor de cuentos clásicos de la literatura como “El Príncipe Feliz” y “El Fantasma de Canterville”. Sin embargo, el libro del que hoy hablamos trata sobre un hombre con una cara tan bella, que era deseo de varias damas, y fruto de esto, era el celo de multitudes de caballeros.

La obra empieza cuando un pintor le hace un retrato a Dorian, saliendo como resultado una pintura que parecía hecha por un artista de la talla de Leonardo Da Vinci o Miguel Ángel. Ésta causa conmoción en Grey, ya que sabía que no podría conservar esa belleza por más de unos años más.

Siendo ese orgullo el que lo llevó a pensar que acciones tomar frente a su, ya aceptado, envejecimiento. Lo que decidió hacer es un pacto paranormal, con el cual consiguió vencer al tiempo y verse eternamente joven, a cambio de que sus heridas y arrugas sean mostradas en su retrato, convirtiéndose este último en dibujo abominable, digno de un libro de Stephen King o Edgar Allan Poe.

Esto nos lleva al punto inicial, ¿Qué estaríamos dispuestos a hacer por cumplir nuestros caprichos? Solo nosotros sabemos que daríamos por aquel deseo, o hasta incluso saber la división entre un anhelo más intrínseco y una odiosa osadía, fruto de nuestros orgullos más ocultos.

 

Por Orly Vides

También te puede interesar