Sonda china Chang’e-4 descubre misteriosos minerales en el lado oculto de la Luna.

0
62

La sonda china Chang’e-4, que se posó en el lado oculto de la Luna a principios de este año, habría descubierto restos de minerales procedentes del subsuelo, cuya composición sigue siendo desconocida.

Los minerales hallados (olivino y piroxeno con poco contenido en calcio) son diferentes a los que están presentes en las muestras de la superficie de la Luna, asegura un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.

La sonda Chang’e-4 logró el 3 de enero el primer alunizaje de la historia en el hemisferio lunar que está permanentemente oculto desde el punto de vista de la Tierra.

La sonda se posó en el cráter Von Karman, situado en el interior de la cuenca Polo Sur-Aitken, una de las mayores estructuras de impacto meteórico conocidas en el sistema solar.

Los científicos esperan encontrar elementos del manto de la luna que salieron a la superficie por el choque violento de un meteorito.

Todavía hoy la estructura y el origen del satélite de la Tierra son temas de debate entre científicos.

Las características del subsuelo y en particular su composición, siguen siendo desconocidas y poco documentadas, asegura Patrick Pinet, del Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología en un comentario publicado junto al estudio.