HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

SER COMUNICADOR

7 junio 2020
foto entre lineas

SER COMUNICADOR

Por Sol Farah Luna Castillo

En los últimos días, se han generado diversos comentarios en redes en torno al rechazo de los pases de circulación otorgados a integrantes de realitys shows.  ¿Es más trascendente armar vasitos en torres o la búsqueda y difusión de la información? ¿Qué es en estos tiempos de incertidumbre, ser comunicador?

“Están en un programa y comunican mensajes” Lorena Álvarez, conductora de Latina, redujo a esas palabras el significado de ser comunicador, quizá para las grandes cadenas, somos simples mensajeros a delivery del mejor postor. 

“Farándula no es comunicación” resaltó el Colegio de Periodistas en un comunicado, gracias a este, muchos profesionales lograron establecer un punto de vista donde, ser comunicador implica mucho más que aparecer frente a cámaras o tener un espacio en televisión para anunciar marcas a modo de “banners parlantes”.

“Ser comunicador es aquel que sabe redactar y hablar en la radio”, “debe tener una buena imagen para estar en televisión”, “es aquel que habla bien” fueron algunos comentarios de amigos y familiares. Me sorprendió mucho saber que ellos tampoco entendían el rol del comunicador. Tal vez los deliverys de las cadenas son tan chatarras que hacen falta octógonos para indicar su calidad. 

Estos comentarios hacen ver que la comunicación es una de las carreras más incomprendidas, pese a la simpleza aparente de su nombre. Tras una larga meditación y recuerdo de conceptos ganados en aulas, en la cancha y en la vida (no muy larga pero intensa), estas palabras pecan en cierto modo de insuficientes por mi corta experiencia, pero: “Un comunicador debe ser profesional (fuera de su formación universitaria o en la vida), debe entender su trabajo como una manera de conectar con distintos grupos de personas, en su estructura psicológica, social y cultural. Debe conocer que existe un significado masivo en cada cosa que comunica, por lo que deben ser mensajes que destaquen y promuevan valores y principios, fuera del modo en que lo hagan (productos audiovisuales, sonoros, escritos, etc.). Es el saber hacer y crear mensajes con valores éticos, que ayuden a mejorar los distintos canales de comunicación de estos grupos, la verdadera esencia del comunicador es trabajar para los intereses colectivos, NO POR MODAS PASAJERAS, NI CUENTAS BANCARIAS, NI INTERESES PERSONALES. El verdadero comunicador trabaja POR LA VERDAD, con todo, menos con la DESINFORMACIÓN”. 

Finalmente, si los chicos realitys tienen claro estas ideas y conceptos, se han ganado el papel de comunicador, caso contrario, que sigan con su “pasesito” para entregar el delivery de los patrones de las grandes cadenas. 

Desde otras trincheras habemos jóvenes y adultos que estamos trabajando con integridad, responsabilidad, pasión y muchas ganas para demostrar qué es ser un verdadero COMUNICADOR.

También te puede interesar