Perro asiste como testigo en su propio juicio por maltrato animal

9 mayo 2019

Una juez española ordenó, en una decisión insólita, que una perrita de raza pitbull fuera testigo en el juicio por maltrato animal que se le ha abierto a su antiguo dueño, quien es acusado de arrojar al animal a la basura luego de meterla en una maleta.

Milagros, como se llama la perrita, sorprendió a los asistentes a la audiencia cuando la magistrada, Sandra Barrera, le solicitó que pasara al estrado.

La fiscal de medioambiente aclaró a los asistentes que, obviamente, la testigo no podía hablar, pero que lo harían por ella tanto la acusación pública como un médico forense, que explicaron las lesiones que había sufrido la mascota y su estado actual de salud.

El acusado admitió que había tirado a la perra a un contenedor de basura en octubre de 2012, pero alegó que lo hizo porque pensó que estaba muerta. El animal se salvó de que el camión la aplastara.

«Cuando la sacaron, la perra estaba en ‘shock‘. Había estado encerrada en una maleta en la que casi no cabía y donde no podía ni respirar. Y se vio que tenía el cuerpo lleno de mordeduras de otros perros», contó Adriana Naranjo, presidenta del albergue que acogió al animal.

Las autoridades piden que el hombre pague una pena de nueve meses de prisión, pero el albergue, solicita que sea de un año de encarcelamiento.

Cabe mencionar que, según el portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Canaría, llevar a la mascota como testigo, es algo poco habitual en la justicia española.

Por el momento la mascota se encuentra en proceso de adopción, y ya hay varias familias dispuestas a tenerla en sus familias.

También te puede interesar