HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

NACIONAL. Álvarez sufre desmayo en vísperas de su declaración

26 mayo 2014
ALVAREZ

Apocas horas de rendir su manifestación por los indicios que lo relacionan con el asesinato del exconsejero regional Ezequiel Nolasco, el presidente regional de Áncash, César Álvarez, sufrió ayer una descompensación dentro de su celda del piso 8 de la Dirincri, ubicada en la avenida España.

Así lo afirmó su esposa, Milagros Asián, quien detalló que le habría bajado la presión a consecuencia del estrés producto de las acusaciones que pesan sobre él y que tienen que ver con la comisión de los delitos de asociación ilícita para delinquir y homicidio calificado.

Fuentes policiales dijeron a este diario que durante los últimos días Álvarez se ha rehusado a probar alimento.

«Mi esposo sufre de claustrofobia -argumentó entre lágrimas Milagros Asián afuera de la Dirincri-, está triste porque se le acusa de algo que no cometió».

Sumado a esto, su abogado Alfredo Ortecho sostuvo que su patrocinado se encuentra bajo un «cuadro depresivo» debido al encierro y a la distancia que lo separa de sus seres queridos.

«No buscamos estrategias maliciosas», agregó.

ESTRATEGIA. Este nuevo escenario, queriéndolo o no, estaría dilatando el proceso judicial.

Así lo explica el abogado Julio Rodríguez, especialista en temas penales, quien no descarta que la defensa legal de Álvarez pueda estar incurriendo en una «torpe estrategia» para dilatar el proceso y evitar que declare durante el plazo de detención establecido en 15 días por el Poder Judicial, obstaculizándolo. «Si se descubre que (Álvarez) busca engañar a la justicia para dilatar la fecha (del interrogatorio) y no hay evidencia de ningún tipo de resquebrajamiento en su salud, esto puede ser entendido como una forma de dilatar e incluso obstaculizar la investigación», señaló Rodríguez .

«El médico legista va a informar que mintió y esto sería visto como una medida dilatoria. Esto sería tomado en cuenta para pedir su detención preventiva. Si su defensa trata de realizarla, esta sería torpe, porque lo perjudicaría en vez de beneficiarlo», precisó el abogado penalista.

POSTERGACIÓN. Al promediar las tres de la tarde de ayer, el presidente regional de Áncash fue llevado de emergencia al Hospital Central de la Policía Nacional, en Jesús María. En dicho nosocomio permaneció cerca de una hora, para luego regresar a su celda.

Alfredo Ortecho dijo a este diario que hoy decidirán si su patrocinado se encuentra en condiciones óptimas para rendir su manifestación policial sobre el homicidio de Nolasco y los otros nueve crímenes políticos vinculados a este caso.

«Si mi patrocinado sigue mal de salud, se postergará para el día martes o miércoles su defensa», manifestó.

De otro lado, Ortecho solicitará que se revele la identidad de los siete testigos claves y del colaborador eficaz que sindicaron a su patrocinado como el autor mediato del crimen, según la resolución expedida por el Poder Judicial, la misma que pidió la detención preliminar de 30 personas.

inocencia. Entrevistados horas antes en el programa Sin peros en la lengua, los familiares de César Álvarez enfrentaron ayer las severas acusaciones expresadas últimamente por Fiorella Nolasco, hija del asesinado exconsejero regional, a quien responsabiliza por la muerte de su padre.

Milagros Asián, esposa del presidente regional, alegó tener pruebas que implicarían a Ezequiel Nolasco en una serie de delitos cometidos en Áncash.

Por ello, pidió que se investigue a los miembros de toda su familia.

«Ella (la hija de Nolasco) es mayor de edad y va a tener que responder con pruebas, porque si ella habla, es porque sabe o ha estado presente», afirmó.

En otro momento, Asián culpó al Gobierno de planear un «complot político» para evitar una eventual reelección de su esposo, ya que habría mucha gente interesada en el dinero que se mueve dentro de dicha región.

«Yo creo que acá hay gente interesada en hacerle quedar mal, y verlo dentro de la cárcel por defender a su región», aseguró.

«Hay mucha gente que se está riendo», precisó en alusión a quienes habrían conspirado para ver hundido a su esposo.

Acto seguido, hizo un mea culpa, pero sin responsabilizar a su cónyuge por la crisis desatada en Áncash.

«Todos los seres humanos cometemos errores. De que (Álvarez) haya podido cometer errores, porque nadie es perfecto, tal vez. Pero de ahí a ser un asesino, no», indicó.

Jhoselyn Álvarez, hija mayor del presidente regional, evitó dirigirse a Fiorella Nolasco y, pese a las reiteradas acusaciones hechas contra su padre, dijo no guardarle rencor.

«Sé la clase de padre que tengo. Somos una familia entregada a Dios. Mi papá nunca me enseñó a odiar a las personas», afirmó segundos antes de quebrar su voz.

Correo

También te puede interesar