HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

La ética y la corrupción en tiempos de pandemia por Michel Rodríguez

Mientras pasan los días aparecen nuevos escándalos en las compras de mascarillas, guantes quirúrgicos y gel antiséptico sin registro sanitario,

4 junio 2020
minsa

En estos días de pandemia a causa del COVID-19, vimos todos alarmados como es que se propagó alrededor del mundo el coronavirus; nadie se imaginó que la propagación sería tan rápida, dejando ver que la mayor parte de los países del mundo no estaban preparados para un suceso de estas características.

Si bien es cierto la pandemia apareció en los últimos días del año pasado 2019 en Wuhan-China, pero quién hubiese imaginado que traería grandes consecuencias económicas y desempleo para los ciudadanos de los países del mundo; hoy observamos que la sociedad está en incertidumbre y caos; manifestándose con algunos saqueos y desorden. Por otra parte, los desempleos se manifiestan cada vez más, se promedia que serán afectados alrededor del mundo entre más de 50 millones de empleos, por ende, existe mucha preocupación ciudadana a nivel mundial.

Por otro lado, muchas autoridades políticas, como también militares están cometiendo serios errores que al final tendrá que pagar la propia población; esto hablando de Perú, hace poco salió un escándalo, cometido por parte de los altos mandos de la Policía Nacional del Perú, el cual estaban involucrados en serios actos de corrupción, como es el caso de compras del rancho frio, por un costo de 87 soles cada uno a una empresa de neumáticos, que la compra ascendió en 1.999.260 millones de soles, según la República. Mientras pasan los días aparecen nuevos escándalos en las compras de mascarillas, guantes quirúrgicos y gel antiséptico sin registro sanitario, poniendo en peligro a los integrantes de la Policía Nacional del Perú, exponiendo la vida de sus familiares. Según Cuarto Poder las compras hacen una suma de más de 20 millones de soles hasta hoy, pero estos actos de corrupción no se dieron solamente en este año, sino que viene ya de años atrás.

Esta es una clara muestra que la ética, valores y principios fueron dejados de lado; en un momento tan delicado que está atravesando nuestra nación, dónde necesitaremos más recursos. No es justo ver esta clase de actitudes en tiempos donde todos los peruanos debemos ser más éticos, solidarios y altruistas. Cabe recordar, en una investigación realizada por OjoPúblico que determinó que más de 442 millones de soles podrán utilizarse en contrataciones directas; es decir, en procesos riesgosos de corrupción. En el Perú se pierden 12 600 millones de soles cada año, a causa de la corrupción.

Mientras que se dan estos actos, el Fondo Monetario Internacional aprueba una línea de crédito por 11 mil millones de dólares para el Perú, préstamo que todos lo pagaremos a través de nuestros impuestos y si no lo podemos pagar, lo pagaran nuestros hijos.

Hoy muchos tratan de salir adelante a pesar de que perdieron su trabajo, pero de la manera más honrada, emprendiendo negocios, teletrabajos y otros. Sin embargo, existen aquellos que rompen las normas sin pensar en el daño que le provocan a todo un país y que a causa de ello muchas vidas se perderán. Es preciso aclarar que, si realmente se combatiera la corrupción, corrupción que se viene arrastrando por casi 200 años, seriamos un país más equitativo, integrado, justo y desarrollado, es por esa razón que debemos estar muy atentos a todos estos actos ilícitos y velar por un futuro mejor de país.

Autor: Michel Huber Rodríguez Cayo
Estudiante de 4to año de la Escuela de Ciencia Política y Gobierno
Universidad Católica de Santa María

También te puede interesar