La activista Greta Thunberg cruzará el Atlántico en un velero

0
55

La activista climática sueca de 16 años decidió utilizar el único medio de transporte a su alcance capaz de llevarla hasta Nueva York sin generar emisiones de carbono. Exige a los políticos acciones contra el cambio climático inicia este miércoles y pasará dos semanas en alta mar, nutriéndose a base de alimentos deshidratados y usando una cubeta como retrete.

Pese al peligro de huracanes en esta época del año, el capitán del barco, Boris Hermann, se ha comprometido a hacer posible el sueño de Greta Thunberg, que viajará con su padre, Svante, y con el documentalista Nathan Grossman, que dará fe de la odisea. Todos ellos se moverán en un espacio mínimo, encajonados en un único camarote, sin ducha ni retrete, obligados a racionar los víveres.

«Puedo sentir mareos y no va a ser nada cómodo, pero puedo superarlo», advirtió Greta horas antes de la partida. «Y si se me hace duro, pensaré que en dos semanas voy a volver a una vida normal».

Greta Thunberg y la tripulación del Malizia II deberán cruzar antes el Atlántico, en una travesía llena de dificultades, como el mal tiempo y el riesgo de tormentas y huracanes en la segunda parte del periplo.

«El hecho de que Greta haya querido navegar en estas condiciones y con estas privaciones demuestra realmente su compromiso con el cambio climático», ha declarado el capitán Boris Hermann. «Nuestro velero está diseñado para la velocidad, y no precisamente para el lujo».

El barco no tiene cocina, más allá de un hornillo de gas para calentar agua y así rehidratar los paquetes de comida vegana liofilizada. El retrete es una cubeta de plástico azul, y que se usa con una bolsa biodegradable que puede tirarse al mar una vez utilizada.