HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Fernando de Szyszlo: “Nadine se dejó llevar por la adulación”

21 abril 2014
Fernando-de-Szyszlo

El artista de la Generación del 50 ve con optimismo al Perú y afirma que nuestro camino hacia el desarrollo es inevitable… a pesar de los políticos.

Gonzalo Pajares ([email protected])
Fernando de Szyszlo pertenece a la estirpe de Mario Vargas Llosa, la del artista cuya inteligencia lo ha llevado a trascender sus dominios y, por su lucidez, ser determinante en otros terrenos del acontecer nacional. Aquí su visión de lo que vivimos estos días en el Perú.

¿Sigue pensando que este es el mejor Perú que ha visto?
Sí. Vamos por buen camino y no hay manera de que la demagogia se imponga. Con el Perú he pasado del horrible pesimismo de fines del siglo pasado a un optimismo que, cada día, tiene más razones para ser tal. Claro, la política cada vez me decepciona más.

¿Cómo se condice este optimismo por el Perú con la desilusión por sus políticos?
Felizmente, ha pasado algo que tenía que ver con la bonanza económica: la clase media ha crecido y el poder de la política ha menguado. Hay una inercia que lleva al Perú hacia el desarrollo que ni siquiera la torpeza de nuestros políticos puede desviar. Estamos yendo inevitablemente hacia el desarrollo; tendrían que pasar cosas muy feas –que no creo que pasen– para que todo se interrumpa.

Para ser una sociedad moderna, ¿no sería mejor que, en verdad, no hubiera ese divorcio del país con sus políticos?
Sin duda, pero no hay que pedir demasiado (ríe). Nuestros políticos no pueden cambiar, de la noche a la mañana, sus defectos, su falta de cultura, de preparación.

Algunos analistas señalan que si no corregimos nuestros problemas estructurales –pésima educación, mala infraestructura, informalidad, inseguridad–, no creceremos más o lo haremos muy poco…
Es verdad, pero los políticos no pueden contener la fuerza que tiene la gente para progresar.

¿Pero acaso las autoridades no son el reflejo de quienes las eligieron?
En efecto, hay una contradicción, pero quizás acá intervenga el nivel cultural y educativo de nuestro país. El elector peruano está mal informado, mal dirigido, mal aconsejado, se deja llevar por cosas tan estúpidas como elegir para el Congreso a unas señoras cuyo mayor mérito fue ser subcampeonas mundiales de vóley. Esto no le cabe en la cabeza a alguien serio.

Usted cree que el segundo gobierno de Alan García fue estupendo. Es más, ahora son amigos y hasta le dedicó un ‘poema’…
(Ríe). Me hice su amigo porque cambió su forma de pensar, de gobernar. Yo quiero que este país progrese, y vi grandes obras y avances durante su segundo gobierno que, para mí, resulta intachable. Mire, si algo le agradezco a Fujimori es que produjo tal corrupción y degeneración que los peruanos estamos curados en salud, y hoy hay menos posibilidades de un golpe militar, la gente ya no ve en esto una solución a nuestros problemas.

Su impresión sobre Humala no es tan buena…
Antes de las elecciones del 2011 no tenía una buena imagen de él, no pude seguir a mi amigo Mario Vargas Llosa y no voté por él en la segunda vuelta. Pero, ya en el poder ha gobernado siguiendo la ‘Hoja de ruta’, y esto le trajo el apoyo de la población… incluso de mí. Sin embargo, me apena que, durante estos años, se haya distraído tratando de imponer a Nadine Heredia. Y ella misma se ha dejado llevar por la adulación, y su sobreexposición ha sido nefasta. Humala cambió el buen gobierno por una política de permanencia. Ahora, no creo que Nadine se lance en 2016, pues se ha dado cuenta de que es imposible que sea candidata. Sin embargo, también es verdad que Heredia es la única persona que, en este Gobierno, ha demostrado inteligencia, capacidad y lucidez. Pero esta sobreexposición y adulación ahogaron su imagen.

También es ambiciosa…
Sí, pero la ambición no es mala per se. Cualquier persona tiene derecho a pensar en sí misma como candidato a presidente, y la única manera de llegar a serlo es por la fuerza de esa vocación. Pero, repito hoy, Nadine es una fotografía sobreexpuesta, velada.

¿Nadine cogobierna?
Claro. Repito, ella es la persona más inteligente del Gobierno. Lamentablemente, no hay mucha gente de sus luces en el nacionalismo.

¿Cree que, aunque no fue elegida para gobernar, su presencia le hace bien al Gobierno?
Sin duda, mi visión de ella es positiva. Uno de los peligros que hay en los ataques a Nadine es que, al tratar de traérsela abajo, la extrema izquierda lo que quiere es que se cambie el modelo económico. Esto sería muy grave.

Quienes más atacan a Nadine Heredia son Alan García y el Apra. ¿No le criticaría esto a su amigo García?
Yo no creo que sus críticas horaden el rumbo de la democracia en el país. Alan jamás ha atacado la política económica del Gobierno, ha atacado decisiones específicas. Y esos ataques son políticos, aceptables en una competencia donde él, con todo derecho, tiene la ambición de volver a ser presidente. Un político que está en competencia electoral nunca va a estar tranquilo, más aún si otro está en el poder. No estoy acá para defenderlo, pues él puede defenderse solo (ríe), pero hasta donde recuerdo, al inicio apoyó a Humala, no hay manera de culparlo por los errores del Gobierno.

Usted ha dicho que, en 2016, votaría por Alan García. ¿Intentará convencer a Mario Vargas Llosa de que haga lo mismo?
No creo que pueda convencer a Mario de nada. Él se ha ganado el respeto de todos por su honestidad, por su rigidez, por su coherencia, por su valentía. Respeto lo que piensa, a pesar de que hemos tenido algunas discrepancias.

Con respecto a García sus discrepancias son grandes: Vargas Llosa lo acusa de estar desquiciado y de alentar una campaña desestabilizadora y hasta progolpista…
Así es la política. Vargas Llosa está defendiendo así su manera de pensar.

Usted, como su amigo Vargas Llosa, ¿votaría por Nadine en 2021?
Lamentablemente, en esa época no perteneceré a este mundo, y esa responsabilidad se me escapa (ríe). Para angustia de Ollanta, Mario ha dicho que votaría por Nadine (ríe). Humala ha demostrado que no es un líder, que no tiene capacidad de despertar entusiasmo en las multitudes.

¿Qué piensa del caso de los gobernadores usados como ‘portátil’ del Gobierno?
Es una situación horrible, una estupidez de la que, imagino, estarán tratando de salir de la mejor forma. Tontos no son, y Nadine tendrá que hacer algo para que esto se corrija. El problema está en que el nacionalismo no es un partido político real, fue una solución que se encontró para evitar el regreso de la cleptocracia fujimorista al poder.

Defiende la legalización de la marihuana…
Así es, pero nunca la he fumado ni tengo ganas de hacerlo: el único vicio que tengo es la pintura… y esto no me hace santo (risas).

¿Por qué aprobar la ley que permita la unión civil entre los homosexuales?
Porque ellos tienen derecho a ejercer su sexualidad como les dé la gana. El arzobispo de Lima, quien es un intolerante y un necio, no tiene derecho a decirles con quién acostarse. Es increíble que la Iglesia solo quiera el valle de lágrimas, si eso quiere, pues que se vayan a sus conventos y, si quieren, se masturben, pero que nos dejen ejercer nuestro derecho al placer, a la alegría, a la felicidad. Además, el erotismo enriquece nuestra existencia. Si hay algo monstruoso en eso es tratar de prohibir el placer. Octavio Paz decía: “Qué pasa con nuestra sociedad, donde la palabra ‘gozar’ se ha vuelto obscena”.

¿Qué siente al ver lo que pasa en Áncash?
Un gran horror. No comprendo cómo hemos podido llegar tan lejos, que se haya instalado un sicariato profesional capaz de matar a quien sea… muchas veces por una cifra ridícula. No soy nadie para decir si César Álvarez es o no culpable, pero la imagen que da me llena de angustia. El Gobierno Central debe ponerse los pantalones y evitar que acá suceda lo que en Colombia o México.

¿Qué piensa de César Acuña?
Él representa el poder del dinero y cómo se lo mal utiliza para hacer política.

DATOS

– Se debe volver a instalar la Cámara de Senadores, que sea reflexiva, que no dependa de los votos provincianos, de las componendas que se hacen para aprobar las leyes.

– Los partidos políticos deben ser más severos, más rigurosos en la elección de sus candidatos al Parlamento. Es un escándalo que se compren con dinero los cupos en las listas al Congreso. Por eso tenemos al ‘Comeoro’, al ‘Comepollo’ a la ‘Robacable’, personajes que avergonzarían a cualquier sociedad mínimamente civilizada. Se debe eliminar el voto preferencial.

– El Perú tuvo Congresos formidables, con gente como Raúl Porras.

FRASES

– En el arte lo único que importa, más allá del discurso, es la obra. Lo más sospechoso del arte contemporáneo es que los curadores tiene que poner un cartel explicando las intenciones del ‘artista’.

– Si una pieza de arte no te dice nada, no existe. El artista solo existe a partir de su obra, sus explicaciones no tienen valor.

También te puede interesar