EE.UU. bloquea por segunda vez embarques peruanos de madera ilegal

0
43
Madera ilegal

La Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), anunció que instruyó a la Aduana de dicho país para no permitir el ingreso de embarques de madera provenientes de la empresa peruana WCA E.I.R.L., debido a hallarse pruebas de la explotación ilegal de madera en su cadena de suministro. Así lo dio a conocer, Carlos Posada, director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (Idexcam) de la CCL.

“La empresa WCA E.I.R.L. no cumplió con los requisitos legales dispuestos por las autoridades peruanas para la explotación legal de la madera. A WCA le han bloqueado el ingreso de todas sus embarcaciones valorizadas en US$ 160.000. Este tipo de acciones se realizan en el marco de las disposiciones suscritas en el TLC con los Estados Unidos, específicamente basadas en las disposiciones contenidas en el anexo forestal”, explicó.

Cabe mencionar que similar caso se registró en el 2017 con los embarques de la compañía peruana Inversiones Oroza.

Al respecto, Carlos Posada, mencionó que de acuerdo a lo informado por el Comité de Maderas (instituido por ambos países en el Acuerdo), esta medida resulta de la investigación que las autoridades peruanas han realizado bajo solicitud del Comité, sobre tres cargamentos de madera destinados a dicho mercado.

Añadió que este escenario complica al comercio peruano de maderas aserradas con destino a EE.UU., sector que aún no alcanza grandes niveles y que es superado de manera notable por el país vecino de Chile.

“Durante el año 2017, el valor exportado ascendió a US$ 1,6 millones, en el 2018 llegó a los US$ 1,3 millones, y en el primeros cinco meses del 2019, apenas alcanzó los US$ 287.563. Mientras que Chile exportó a dicho mercado US$ 141 millones en el 2017, US$ 173 millones en el 2018, y en los primeros cinco meses del año, sus exportaciones ascendieron a US$ 60 millones”, detalló Carlos Posada.

Para el director ejecutivo de Idexcam, resulta evidente que el mercado estadounidense está en capacidad de seguir creciendo y dependerá de nuestras autoridades hacer respetar las regulaciones en este sector y a los exportadores cumplir con las mismas, a fin de no desperdiciar la oportunidad de acceso al mercado estadounidense.

“Pese a lo ocurrido, reconocemos el buen trabajo de otras empresas exportadoras de este sector que sí cumplen con las regulaciones legales para la explotación responsable de la madera”, resaltó Posada.

NP