Diez cosas poco conocidas de Mario Benedetti

0
33

¡Compartir es demostrar interés!

Mario Benedetti fue un escritor multifacético, autor de numerosos poemas, cuentos, novelas, ensayos e incluso obras de teatro. Nació en Paso de los Toros, Uruguay, en 1920 y falleció el 17 de mayo del 2009 en Montevideo. Aquí hay diez datos poco conocidos sobre él:

1. Fue bautizado con cinco nombres debido a las costumbres italianas que su familia guardaba. Su nombre completo era Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia.

2. «Cuando yo entré al colegio (a los cinco años) ya sabía leer. No recuerdo cómo aprendí, pero entonces ya había leído a Julio Verne y a (Emilio) Salgari», afirma Benedetti entrevistado en la Sala Zitarrosa para un documental sobre sus 84 años de vida que fue dirigido por Ricardo Casas.

3. El primer libro que maravilló a Mario Benedetti fue Dos años de vacaciones, de Julio Verne.

4. Benedetti confiesa que desde niño estaba obsesionado con la lectura. «Si me daban un libro en la noche, yo me quedaba en vela leyendo», afirma. Por ello, su padre lo limitaba a leer sólo 20 páginas cada noche; pero él leía las mismas 20 páginas una y otra vez.

5. Antes de 1930, su familia se traslada a Montevideo, y en 1928 Benedetti ingresa al Colegio Alemán a estudiar la primaria. Su padre, químico de profesión, admiraba la ciencia teutona, pero sacó a Mario del Colegio Alemán cuando se enteró de que un maestro obligaba a sus alumnos a recibirlo con el saludo nazi.

6. Todavía chico, Benedetti aprendió a mecanografiar por sí mismo en una máquina de escribir. Ahí se ponía a redactar noticias policíacas y hacía cinco o seis copias de lo que él llamaba un «diarito». Luego, iba por el barrio vendiendo su pequeño periódico. Más que por ganar dinero, Benedetti cuenta que hacía ese diario porque le gustaba.

7. Ya radicado en Buenos Aires, Benedetti dice haber pasado dos semanas en la Plaza San Martín, leyendo la antología de Baldomero Fernández Moreno. Para él, esa poesía fue una revelación. «Evidentemente ese hombre era un poeta, era claro, era sencillo y yo dije: este es el camino por el que yo puedo andar», decía Benedetti.

8. Benedetti sitúa su ingreso a la generación del 45 a raíz de que envió cuatro de sus poemas a un concurso de sonetos sobre el Quijote de la Mancha. Con sus poemas, Benedetti obtuvo el segundo premio y tres menciones del concurso. Después de eso, poetas como Juan Carlos Onetti, Idea Vilariño y Emir Rodríguez Monegal lo buscaron.

9. Benedetti no sentía interés por el movimiento parisino de 1968. Sin embargo, fue admirador de la revolución cubana, fue activista contra el tratado militar de su país con Estados Unidos y consideraba a Cuba como una esperanza para el resto de América Latina.

10. Su famoso cuento «Los Pocillos» surgió de una anécdota con su madre. Le había comprado un juego de pocillos de colores y al querer mostrárselos por la noche, se fue la luz. En la oscuridad, al verse imposibilitado para distinguir los colores, se propuso escribir un cuento desde la perspectiva de un ciego; se demoró 3 años en hacerlo.