HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

DEPORTES. Judoca peruano Juan Miguel Postigos buscará su revancha el 6 de agosto en los Juegos Olímpicos de Río 2016

30 julio 2016
judoca peruano

«Mi debut olímpico, en Londres 2012, en cuanto a resultados no fue el mejor pero me convirtió en un deportista más fuerte», explica Juan Miguel Postigos, hoy por hoy, el máximo exponente del judo peruano y un guerrero por naturaleza, que buscará en Río 2016, su revancha.

«Muchos catalogaron mi derrota ante el italiano Elio Verde como un fracaso, porque fui el primer peruano eliminado en Londres 2012. Para mí, fue todo lo contrario, porque 4 meses antes me lesione la rodilla y cuando todos me sugerían operarme y ‘abandonar el barco’, decidí rehabilitarme convencionalmente para llegar y lo logré», sostiene Postigos, quien considera que su gran logro en la última edición de los JJ. OO. (Londres 2012) fue recuperarse a tiempo para competir por Perú.

Juan Miguel, quien radica desde hace 6 años en Rouen (ciudad ubicada al noroeste de Francia), gracias a una beca de solidaridad olímpica, reconoce que su vida en la alta competencia ha pasado muchos altibajos pero sus ganas de ser el mejor judoca, compensan todo.

«A lo largo de mi carrera, pasé distintos momentos: A los 16 años obtuve mi primer bolivariano adulto en Pereira (Colombia), 2 años después, me quedé a 1 punto de clasificar a Beijing 2008, sin embargo, gracias al empuje de mi madre, jamás perdí las ganas de seguir luchando por mis sueños», revela aquel muchacho, que describe su pasión por el judo, como un ‘amor de niñez’ que empezó a los 6 años y terminó enamorándolo para toda la vida.

Hoy, a 7 días de la competencia más importante de su vida, este deportista de 27 años, criado en el populoso distrito del Rímac y formado en el Club Takenori Ito (Cercado de Lima), recuerda cada consejo de su ‘Sensei’ Germán Velasco y se prepara para llegar en su mejor forma a Río 2016.

«Hacer campo de entrenamiento aquí (Francia) y competir con los mejores judocas del mundo me ayudó a reducir distancias y subir mi nivel. Las sensaciones son buenas, sin ilusiones y con convicciones, me siento bien entrenado y preparado para demostrar en el Arena Carioca (Río de Janeiro) de que estoy hecho», agregó.

Ubicado en el puesto 38 de la clasificación mundial, Postigos, asegura que el secreto para destacar en la vida y el deporte es la disciplina.

«El camino ha sido muy duro, alejarme de mi familia desde el 2011, ser estricto con mi alimentación, llevar una rutina de vida ordenada, sacrificar fechas importantes con el objetivo de perfeccionarme son algunos de los sacrificios que realice para llegar a donde estoy. Los campeones no se hacen de un día para otro», subraya este peruano, quien aprovecha su tiempo libre para formarse como profesor de judo y llevar cursos de gramática francesa.

Desde el Pôle Espoir de Rouen (lugar de entrenamientos) y bajo la atenta mirada de Sebastien Mansois e Yvain Delanoy, sus entrenadores desde que arribó a Francia, Juan Miguel, indica que representar a su país es un honor y peleará por estar en el podio.

«Defiendo al Perú desde los 11 años que logré mi primer sudamericano. A pesar que mucha gente no le da la importancia que merece, para mí es un orgullo. ¿Será difícil? Será complicadísimo, estará Japón, Kazajstán y Corea, todos países muy duros pero tengo la certeza que dejaré el alma en Río», culminó.

Fuente: Andina/Juan Carlos Alcalde

También te puede interesar