De tenor a soprano: la transexual argentina que brilla en el teatro Colón

18 diciembre 2019

La soprano María Castillo de Lima nació en San Pablo, Brasil, en una familia humilde, hija de madre brasileña y padre argentino. Vivió un poco en cada país, pero terminó radicándose en la Argentina.

A pesar de las dificultades económicas, desde su infancia mostró talento para la música, tanto que parte de su formación fue autodidacta por falta de recursos para costear sus estudios.

En 2008, ingresó al coro del Teatro Argentino de La Plata y en sumó al Coro Estable del Teatro Colón, justo el año en el que el teatro reabrió sus puertas luego del Master Plan que lo restauró completamente en coincidencia con el centenario de su inauguración.

Empezó en el coro estable como tenor cuando tenía su identidad de varón. Pero en ese momento inició su proceso de cambio de género. En mayo de 2012, cuando se aprobó la Ley de Identidad de Género, obtuvo el respaldo legal que le permitió tener su nuevo documento. Así pudo participar de concursos internacionales y hacer gala de un talento que descubrió en su juventud: cantar en el registro de soprano.

La ley hizo posible que dejara atrás una doble vida, en la que trabajaba como tenor en el marco institucional de teatro y como soprano en las presentaciones privadas. Aunque tomó tiempo, María Vkallasova, el personaje de diva rusa que se había inventado, quedó atrás. No medió ningún tratamiento hormonal ni médico para que pudiera cantar tanto como tenor como soprano. Esa amplitud es resultado de su técnica vocal pero también de una condición natural: una híperextensibilidad de sus cuerdas vocales.

La ley y sus condiciones vocales facilitaron el cambio, pero, luego el proceso se completó con el aspecto administrativo para reubicar a María dentro del coro.

Hoy María Castillo brilla con luz propia en un teatro lírico que respeta las tradiciones musicales pero además es inclusivo frente a la diversidad.

También te puede interesar