HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Colegio San José es denunciado por discriminación

12 febrero 2014
colegio san jose

Los padres de familia José Merello Tejada y Amely Palza denunciaron en la Fiscalía e Indecopi al director del Colegio Particular San José, reverendo padre Carlos Rodríguez Arana, por tener un trato discriminatorio con sus menores hijos.

En la denuncia se señala que el director del San José, plantel de la orden religiosa de la Compañía de Jesús, se niega a que los menores de 6 y 7 años, que cursan primero y segundo grado de primaria, se matriculen, porque ambos presentan Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (problemas de conducta y presencia de distracción moderada, inquietud motora, entre otros).

Merello, padre de uno de los menores, acepta que su hijo tiene problemas para mantener el orden. Explica que para solucionar este trastorno, de manera privada, su hijo inició un tratamiento con psicólogos desde el 2013.

Agrega que este tema no puede ser tomado como una causa para que su vástago deje de estudiar. «No cuestiono al colegio en su calidad de enseñanza, es buena, por eso quiero que siga en este plantel. Lo que me indigna es que se diga que por ser hiperactivo, afectará la convivencia en el centro educativo. Se le está discriminando en lugar de apoyarlo para que supere este problema», comentó.

Situación similar vive Amely Palza, quien también ha iniciado acciones legales contra el colegio. Su hijo sufre problemas de hiperactividad. Ambos padres presentaron sus denuncias en la Primera Fiscalía de Prevención del Delito. La titular de este despacho, Ana Cecilia Cordero, ha derivado el proceso el pasado 3 de febrero, a la Fiscalía Penal. Todavía no se designó al fiscal que se hará cargo del proceso.

Postura del colegio

En dos cartas notariales enviadas por el colegio San José a José Merello, se indica que el colegio no renovará el contrato de estudios con el padre de familia, porque su hijo tiene problemas de hiperactividad.

En los documentos se refiere que el colegio advirtió a Merello a inicios del 2013 que si su hijo no mejoraba su conducta y no recibía un tratamiento psicológico de su trastorno, no se le renovaría el contrato educativo en el siguiente año.

Se acota que al no haberse cumplido estas condiciones, y al notarse que persiste el trastorno «que afecta la convivencia en el centro educativo», se tomó la decisión de no permitir la matrícula del menor.

Finalmente, en los documentos se señala que el colegio siempre trató de ayudar al menor, por lo que niega que se haya tratado de forma discriminatoria y menos que se violara sus derechos. Concluye culpando a Merello y esposa de no ayudar al menor a superar los problemas.

En respuesta, Merello señaló al director, por escrito, que las afirmaciones de sus cartas son vejatorias para su hijo. Afirma que no se le puede calificar como una «amenaza», que afecta la relación con sus compañeros y profesores. «Es evidente el trato discriminatorio. No lo pueden negar».Merello sostuvo que está en riesgo que su hijo inicie el año escolar. Indicó que para evitar que el menor deje los estudios por un año, interpuso una medida cautelar en el Cuarto Juzgado Civil de la Corte de Arequipa. Con este recurso espera que el Poder Judicial obligue al colegio a matricular a su hijo.

Afirmó que también interpuso en Indecopi una denuncia y una medida cautelar, para que impida al colegio dejar sin matrícula al menor.

Fuente: La República

También te puede interesar