HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

BRASIL 2014. Una genialidad de Messi le dio la victoria a la Argentina frente a Irán

21 junio 2014
MESSI

La Selección encontró el gol de la victoria con un zapatazo desde afuera de «La Pulga», en tiempo adicionado. Angustioso triunfo 1 a 0 que vale un pasaje a octavos de final.

Argentina consiguió este sábado un angustiante triunfo frente a Irán con un tanto de Lionel Messi, en tiempo cumplido. El 1 a 0 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte le alcanzó a la Selección para asegurarse su clasificación a los octavos de final del Mundial Brasil 2014. El capitán argentino, con un tiro colocado de zurda, al palo derecho del arquero Alireza Haghighi, decretó la victoria a los 47 minutos del segundo tiempo.

Argentina, abrumadora favorita para vencer a Irán y para ganar su grupo, decepcionó con una pálida actuación en la que le costó muchísimo doblegar a Irán y necesitó del milagroso gol de Messi, que llegó en el minuto 92 de juego. Con la victoria, el equipo de Alejandro Sabella sumo seis puntos y está en lo más alto del Grupo F.

Irán, limitado pero voluntarioso, levantó una barrera de hasta nueve hombres por delante del arquero Alireza Haghighi. La Argentina se mostró absolutamente impotente para perforar este cerrojo. En el primer tiempo, tuvo tres aproximaciones de peligro pese a que en ningún momento mostró buen juego.

Con un Messi demasiado recostado sobre la derecha, y neutralizado por una férrea marca en zona, y con Angel Di María y Sergio Agüero desconectados, no hubo circuito de fútbol. A medida que pasaban los minutos, el rostro de Sabella iba mutando de la confianza inicial a una preocupación cada vez mayor, especialmente cuando Irán avisó que podía dar una sorpresa mayor con un par de centros de pelota parada. Un cabezazo de Jalal Hosseini casi rompe el cero, justo antes del entretiempo.

Las cosas empeoraron tras el descanso, ya que Argentina siguió sin mostrar juego. Irán comenzó a animarse, y obligó a que el arquero «albiceleste» Sergio Romero se convirtiera en un hombre clave con un par de grandes atajadas tremendas.

A 15 minutos del final, Sabella decidió mover el banco. Mantuvo a sus cuatro defensores, pese a que Irán había vuelto a replegarse en su propio campo, e hizo ingresar a Ezequiel Lavezzi y a Rodrigo Palacio, con lo que su equipo mostró más movilidad en ataque. Y cuando todo parecía sellado para que Irán se llevara un resultado histórico, Messi marcó su segundo gol en el Mundial, otra vez con su sello: corrida paralela al área y un esquinado remate que dejó sin reacción al arquero.

También te puede interesar