Arequipeños quieren evitar consumo de papa por miedo al sobrepeso y la obesidad.

0
73

A pesar que la papa es un alimento con alto contenido de proteínas y vitaminas, su consumo aún sigue siendo bajo en la región Arequipa, y es que equivocadamente se piensa que ese tubérculo puede generar sobrepeso u obesidad a quien la incluye en su dieta diaria.

Así lo afirmó ayer Valeriano Huanco, director del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) en Arequipa, al asegurar que cada mistiano consume actualmente solo 90 kilos de ese tubérculo al año, cuando lo ideal es comer 110 kilos anuales.

«Las cifras son bajas, sin embargo se han elevado a comparación de dos años atrás cuando el consumo per cápita de papa era de 85 kilos al año en Arequipa», explicó, al recordar que incluso para el año 2001 cada mistiano tenía un consumo anual de papa de 45 kilos.

No obstante, Huanco persistió que las ciudades de Europa nos llevan gran ventaja en consumo del tubérculo con 150 kilos anuales, ello sin contar que en el mundo la papa es hoy el cuarto alimento más pedido después del trigo, maíz y el arroz.

El representante del INIA en Arequipa afirmó que la papa no engorda si se come sancochada, y mejor aún con cáscara.

Aseguró además que por contener hierro, zinc, carbohidratos, y cero grasa es el alimento perfecto para combatir la anemia, un mal que se ha vuelto común en el último lustro en Arequipa.
«Quienes menos consumen papa son los jovencitos, por el tema de la dieta, sin embargo, deben saber que la papa aporta proteínas diarias necesarias al organismo, mejoran la digestión, trata el estreñimiento y además posee un alto nivel de antioxidantes y nutrientes esenciales entre sus principales características», dijo Huanco.

Cabe informar que en la región Arequipa hay actualmente unas 9 mil hectáreas destinadas para el cultivo de papa, y por cada hectárea se viene cosechando un promedio de 14 toneladas del tubérculo.

Huanco precisó que esta cifra ha mejorado en los últimos años, toda vez que a través de una Comisión Multisectorial, conformada por los representantes de la Gerencia Regional de Agricultura, Agro Rural, y otras instituciones, se trabajó en optimizar el rendimiento.

«Se han implementado medidas como el cruzamiento de variedades nativas con europeas, para volver más resistentes los cultivos, y con mayor tolerancia a las plagas», recalcó, tras anotar que países como Holanda logran hasta 50 toneladas de papa por cada hectárea.