AREQUIPA. Juzgados de Familia de Arequipa al borde del colapso por atención de casos de violencia familiar

0
781

Los juzgados de Familia de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, están al borde del colapso por las implicancias que está generando el cumplimiento de la Ley 30364 que busca erradicar la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar; por cuanto, están realizando entre 14 y 18 audiencias diarias; trabajo que está saturando los despachos judiciales, considerando que desde la vigencia de la norma, el 24 de noviembre, se han presentado 818 denuncias de violencia familiar; resolviéndose diariamente 56 casos.

En conferencia de prensa, el Presidente de la Corte de Justicia de Arequipa, Dr. Johnny Cáceres Valencia, aseveró que los magistrados no se oponen al cumplimiento de esta norma que sanciona toda forma de violencia producida en el ámbito familiar; pero en las condiciones actuales donde existe sobrecarga laboral, carencia de personal y falta de recursos para la implementación de nuevos juzgados, se está corriendo el riesgo de demorar aún más la respuesta de justicia que esperan más de 8272 expedientes de tenencia de menores, regímenes de visita, divorcios, impugnaciones, entre otras materias ordinarias que se tramitan en estos órganos jurisdiccionales.

“El espíritu de la norma es excelente porque se da respuesta inmediata a estos casos de suma importancia ya que los jueces, en 72 horas, dictan medidas de protección en favor de las víctimas y adicionalmente disponen medidas cautelares respecto de alimentos, tenencia de menores, régimen de visitas; sin embargo esta ley, requiere necesariamente la creación de juzgados exclusivos de violencia familiar que para el caso de Arequipa serían 2 para la sede central y 2 para periferia”; sentenció el Dr. Cáceres Valencia.

Actualmente, casi la totalidad de la jornada laboral, es empleada para la realización de audiencias de violencia familiar que se desarrollan cada media hora, inclusive fuera del horario de trabajo; a lo cual tiene que adicionarse las audiencias de procesos ordinarios programados con antelación y los trámites propios del despacho judicial que obliga a extender el horario de trabajo hasta altas horas de la noche, todos los días.

Es conveniente mencionar que esta recargada labor, no sólo sacrifica a magistrados; sino también a los colaboradores judiciales que están recargados en la tarea de calificar demandas, preparar audiencias, proyectar sentencias y efectuar otros trámites; por lo cual, el Presidente de la Corte de Arequipa, exhorta al Poder Ejecutivo, el desembolso del presupuesto necesario para la implementación de estas disposiciones que tienen una gran repercusión social.

NP

conferencia