HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

AREQUIPA. Corte Suprema declaró inocente a Rolando Cornejo Cuervo y archivó juicio

25 abril 2014
ROLANDO CORNEJO

El exrector de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), Rolando Cornejo Cuervo, quedó limpió de una sentencia que lo condenaba a tres años y seis meses de prisión suspendida, inhabilitación para ejercer cargos públicos y el pago de una reparación civil de 698 mil 895 soles a favor de la casa de estudios y el Estado. A Cornejo se le enjuició por haber derivado dinero de la Unsa para mantener al Atlético Universidad, un equipo que incursionó en el fútbol profesional nacido en los claustros, pero que tenía una constitución privada.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, integrada por los jueces Javier Villa Stein, Josué Pariona Pastrana, José Neyra Flores, Luis Cevallos Vegas y Segundo Morales Parraguez, emitió su fallo el pasado 20 de febrero. Anulan la condena y envían el proceso al archivo, aduciendo que hubo errores de forma en la investigación.

La exautoridad agustina fue acusada por el titular de la Tercera Fiscalía Provincial Penal, Arturo Valencia Paiva, por el delito de peculado doloso. Se indicó que con la autorización de Cornejo, en el periodo enero 2001 a octubre 2002, la Unsa derivó dinero que era para la enseñanza académica de los estudiantes al pago de la planilla de jugadores y cuerpo técnico del equipo de fútbol. Cornejo, en ese entonces rector y presidente del club, los incorporó como jefes de práctica, labor que nunca desempeñaron. Con esta modalidad se provocó un perjuicio de 658 mil 895 soles.

Por estos hechos, Cornejo fue sentenciado en primera instancia por la jueza unipersonal Nayko Coronado, en febrero de 2012, a 3 años y 6 meses de prisión efectiva, esta se ejecutaría cuando fuera ratificada por la instancia superior. La sentencia fue ratificada en parte por la Primera Sala de Apelaciones. Esta concluyó que Cornejo era responsable del delito, pero acotaba que no debía ser efectiva la pena, como lo planteó la jueza de primera instancia.

FUNDAMENTOS DE NULIDAD

La Corte Suprema, en su resolución donde acepta en parte el recurso de casación planteado por Rolando Cornejo, sostiene que el exrector fue procesado por el delito de peculado (funcionario público que utiliza, para sí o para otros, recursos de una entidad pública que están bajo su administración). Agregan que el yerro se produce en la definición de la intencionalidad: «doloso».

Para la Suprema no existió un delito doloso, es decir la intención premeditada de desviar los dineros del Estado a favor de terceros, como era solventar la planilla de jugadores y comando técnico del Atlético, en el 2001 y 2002. Refiere que este accionar lo toma Cornejo porque existen dos resoluciones del Consejo Universitario, que crean el proyecto deportivo y disponen que la Unsa invierta dinero en el Atlético.

A criterio del máximo ente judicial, Cornejo no debió acatar los acuerdos del Consejo Universitario, por ser ilegales, ya que el Atlético, según la investigación fiscal, era un club privado. Acota que debió cuestionar ambos documentos, para evitar el perjuicio que se le generó a la Unsa con los pagos al club deportivo.

Por ende, sostiene la Sala, que no se puede liberar de responsabilidad a la exautoridad y se señala que todo el proceso debe retomarse, pero con la premisa que Cornejo Cuervo comete peculado culposo, cuando uno actúa involuntariamente sin una premeditación.

CONTRADICCIÓN DE SALA

La Sala Penal, luego de concluir que Cornejo Cuervo si habría cometido un delito de menor grado, contradictoriamente sostiene que no se puede retomar la investigación.

REFIERE QUE LA SANCIÓN PENAL

del delito de peculado culposo no supera los dos años, por ende, si el ilícito ocurrió el 2001 y 2002, la acción penal al 2014 prescribió.

Ante esta situación, la Sala Suprema declara de oficio el archivo definitivo del caso, por lo que Cornejo Cuervo no volverá a ser investigado por este caso.

Clama inocencia

Rolando Cornejo Cuervo, en compañía de su abogado Eduardo Abril Salas, ayer señaló que la resolución de la Sala ponía fin a la persecución que le hicieron. Dijo que el máximo ente judicial comprobó su inocencia.

Cuestionado de que en la resolución de la Sala no decía que fuera inocente, sino que hubo un error en el planteamiento del delito, Cornejo y su abogado afirmaron que ello era solo una apreciación. Afirmaron que todo este proceso debió llegar en el peor de los casos a una investigación administrativa.

Cornejo acotó que gracias a la acusación fiscal y el informe de Contraloría, se dañó su imagen y buen nombre. También indicó que en opinión de la Corte Suprema, el Club Atlético Universidad no era una entidad privada, sino parte de la casa superior de estudios, por lo que Cornejo afirmó que los otros dos procesos que se le siguen por el caso del Atlético (investigaciones de 2003 a 2005, donde se refiere que la Unsa siguió financiando al club de fútbol), debieran tener el mismo final.

Esta premisa no fue probada con documentos. Tampoco se refiere en la resolución de la Corte Suprema, que el Atlético era parte de la Unsa. Muy por el contrario, se señala que los acuerdos del Consejo Universitario que ordenaban destinar dinero al club eran ilegales y por ende nunca debieron ser acatados por Cornejo.

Fuente: La República

También te puede interesar