HORARIOS / PROGRAMAS
Contáctanos: [email protected]

Aprobación de la inmunidad parlamentaria por Saida Diaz

Este domingo pasado el Congreso de la República aprobó con 110 votos a favor 13 en contra y cero abstenciones el dictamen para a través de cambios en la Constitución, eliminar la inmunidad parlamentaria.

8 julio 2020
EcRUOubWsAIukm7

Después de esta aprobación para alinear la inmunidad parlamentaria quedan muchas preguntas sueltas.

¿Consideran que la inmunidad parlamentaria es necesaria para mantener un equilibrio? ¿De qué manera repercutirá teniendo en cuenta nuestra realidad peruana?

Para poder comprender recapitulemos un poco sobre estos conceptos. Vamos al artículo 93 de nuestra Constitución Política

Los congresistas no pueden ser procesados ni presos sin previa autorización del Congreso o de la Comisión Permanente, desde que son elegidos hasta un mes después de haber cesado en sus funciones.

Dicho esto, se puede decir que al eliminar la inmunidad parlamentaria en cualquier momento serán procesados y sancionados por actos de corrupción cometidos, somos conscientes que anteriormente aquel congresista que cometía corrupción o tenían algún tipo de sentencia no podía ser procesado e ir a prisión ya que estaba completamente blindado y protegido por nuestra Constitución Política sin embargo ahora en la actualidad esta situación está por cambiar.

Ahora si nos ponemos a pensar sobre las preguntas anteriormente planteadas:

Esta de decisión tomada por el congreso no sería lo más favorable para nuestro país a largo plazo, si nos ponemos analizar nos daremos cuenta que esto ocasionará un desequilibrio en nuestro país La eliminación de esta de esta inmunidad parlamentaria trae una repercusión negativa ya que es un instrumento que facilitara el trabajo legislativo, los representantes políticos en el parlamento deben defenderse de los ataques que naturalmente se dan en la política y que obstruyen el trabajo parlamentario, sin esa inmunidad se daría una realidad de representantes políticos constantemente fastidiado ocasionando una deficiencia en su trabajo parlamentario como legislativo.

Lo más controversial es que los poderes del estado se estén peleando por quien adquiere más popularidad, esto nos deja una lección y es que no debemos dejarnos llevar por tal sentimiento, esta decisión tomada por el congreso se ve más como una satisfacción de sed populista sin poder ver el trasfondo, además de todos los problemas que nos traerá a largo plazo.

Autora: Saida Díaz Llerena
Estudiante de 2do año de Ciencia Política de la UCSM

También te puede interesar